Archive for the ‘uned’ Category

we’ve done the impossible, and that makes us mighty

Si me tenéis en alguna clase de red social ya habéis visto esto:

Más bonito que una aurora boreal, más impresionante que un eclipse de sol, niños cantando, nubes levantándose y el coro de serafines de Alanis haciendo gorgoritos

Más bonito que una aurora boreal, más impresionante que un eclipse de sol, niños cantando, nubes levantándose y el coro de serafines de Alanis haciendo gorgoritos

Pero me da igual estar repitiéndome porque la ocasión lo merece. Y si no lo habéis visto, sí, eso es un aprobado en Lingüística de primero. En capítulos anteriores de “Adh en la treintena se saca una carrera que no sirve para nada”: estoy en cuarto y llevaba a cuestas una asignatura de primero que me estaba amargando la vida. Durante tres años he estudiado a esta mala puta, me he dejado los ojos buscando explicaciones que tuvieran sentido para las espeluznantemente mal redactadas definiciones del espeluznantemente mal redactado manual de la asignatura, he llegado a los exámenes pensando que estaba preparada y una vez leía las preguntas daba igual, porque estaba todo en marciano y yo sólo lo había estudiado en español.

Este año por primera vez pude ir a clase. También he podido estudiar a tiempo completo. Todos los martes (o bueno, casi) luché contra el apalancamiento de un martes de invierno a las 8 y media de la noche, un apalancamiento espeso y ordenado por dios como el dencanso del sabbath, y me he plantado en la sede de la UNED, que vale, está literalmente a tres manzanas de casa, pero no se puede ir en pijama. He ido a clase, he estudiado, he remodelado apuntes, ME HE DEJADO ARRASTRAR A DEBATES SOBRE SEMÁNTICA, SINTAXIS Y VARIACIÓN LINGÜÍSTICA CON GENTE CHUNGA, POR DIOS.

Y entonces llegué al examen y no estaba en marciano. Estaba en sumerio antiguo. Pero como dice mi perfil de facebook, tengo conocimientos básicos de sumerio antiguo, y aunque salí un poco amargada, por primera vez en mi vida decidí comparar mis respuestas con el libro para quitarme la incertidumbre como antes. No lo recomiendo y no volveré a hacerlo, porque he tenido que vivir con el “yo creo que sí, pero igual no” durante dos semanas, que es lo que tardan en la UNED en reunir las fuerzas para meter una hoja de lectura óptica en el escáner que decide la nota. Pero ahí está. Lingüística de primero, chavales. Con notable. Me descojono viva.

Va por vosotros, Fer y Robles. Os dejo que sigáis chomskyeándome a traición todo lo que queráis.

*para decepción de todo el mundo no cayó NI UNA PREGUNTA sobre las cositas de Chomsky v.v

algunas resoluciones para el 2015 porque why the hell not :D

Cosillas de la UNED

1. Aprobar lingüística de primero. Por favor, Jesusito, déjame aprobar lingüística de primero.
2. Aprobar algo más que lingüística de primero tampoco estaría de más, pero ahora mismo he perdido toda visión periférica cual caballo de tiro y sólo veo a Chomsky haciéndose grande en la distancia.
3. Por favor, universo, que apruebe lingüística de primero ;____;

Cosillas lanudas

1. Acabar ya pero ya de ya y sin excusas el poncho de mi tía E y los chales de F y G. “Ya de ya”, es decir, ANTES DE MARZO, POR LA GLORIA DE MI VACA.
2. Ponerme con el diseño del cuello de Slytherpuff que me quiero hacer, pero ya con vistas al invierno que viene, que una cosa es sobrestimarme como de costumbre en esto de las resoluciones y otra caer en el optimismo más absurdo y desatado.
3. Meterme con mi primer steek o mi primera prenda de ropa, una de las dos.
4. Terminar de hilar la maravilla islandesa, aunque no sé yo, porque desde que no vivo en Alemania mi acceso a fibras guays se ha visto drásticamente reducido y lo mismo prefiero tomármelo con calma.

Cosillas internetero-literarias

1. Postear algo relativamente interesante (dentro de lo que se puede esperar de mí y mis limitaciones) con cierta regularidad en alguno de mis 3? 4? 300? blogs. Dos veces por semana, digamos, siendo muy optimistas. Dos veces por semana en total, no por cada blog.
2. Leer al menos 20 libros, y ya si pudiera formarme opiniones sobre ellos más allá del “puf, un muermo” o el “omg la parte en la que cae la piedra y mueren todos” sería la polla con cebolla y ayudaría mucho con el propósito anterior.
3. Terminar, revisar y (auto-)publicar Acquaforte. Retirarme a vivir a una isla desierta con las ganancias.
4. Hacer el NaNo un año más.
5. Ganar el NaNo un año más (soy vieeeeja).
6. Escribir no sólo en Noviembre, copón. Volvamos a los brazos de la fanfiction más auto-indulgente.
7. Hacer algo con el diseño de SOmeta y La Cuarta Moira, que debería darme vergüenza a estas alturas.
8. Esos fanvids que llevan años pendientes.

Cosillas en general

1. No comprar chorradas, que luego vienen las mudanzas y me toca organizar los juegos del hambre entre las chorradas.
2. El omnipresente perder 10 kilos *risas enlatadas
3. Seguir haciendo lo que sea que estoy haciendo para que las personillas guays que hay en mi vida sigan sin darse cuenta de que soy un fraude y no tengo ni idea de qué estoy haciendo para conseguir que se queden en mi vida. Ssshhh, todo bien, queredme *gesto jedi
4. Mandar las cosas que tengo que mandar cuando toca mandarlas. Es decir, que mañana tengo que ir a Correos de una puta vez ya.
5. Decirle diariamente a mis paletas de The Balm y Too Faced cuantísimo las quiero.
6. Encontrar un trabajo? O algo? Buscarle sentido a mi vida? Yo qué sé, adulteces.
7. Ganar una partida de Bang siendo el renegado.
8. Encontrar una crema hidratante que me vaya bien (tengo grandes esperanzas depositadas en ti, “I’m real! Avocado” de Tonymoly).
9. Seguir aprendiendo gabacho gracias a mi hermana mayor de cuatro años y sus rolleyes épicos cuando queda claro que no he entendido una palabra de lo que me estaba contando. Qué haría sin la vergüenza como principal impulsora de todos mis logros.

Pero lingüística de primero, en serio ;___;

all the mreh in the world

Exámenes de junio. Los pájaros cantan*, las nubes se levantan y sí, de nuevo, yo quiero hacerlo todo. Quiero retomar todas las cosas y aprender todas las cosas y frustrarme con todas las cosas porque mi mediocridad no sabe de límites ni fronteras.

Por cinco duros chusqueros, cosas que Adhi quiere hacer en vez de estudiar Pragmática:

Quiero hacer más cajas.

Quiero hacer más cajas. No me gustan las cajas especialmente pero ya encontraré de qué llenarlas, SERÁ POR MIERDA

Quiero practicar mi caligrafía.

Quiero practicar mi caligrafía.

Quiero investigar potingues y hacer extensivos estudios sobre qué me está dando granos y cómo de gordos tengo los poros (y lo de la derecha es un spray hidratante, mentes puercas)

Quiero investigar potingues y hacer extensivos estudios sobre qué me está dando granos y cómo de gordos tengo los poros (y lo de la derecha es un spray hidratante, mentes puercas)

Quiero mucho mucho mucho aprender a coser y hacerme ropas isabelinas para llevar por casa. Lo llamaré Tudor Chandal Chic.

Quiero mucho mucho mucho aprender a coser y hacerme ropas isabelinas para llevar por casa. Lo llamaré Tudor Chandal Chic. Con esto me voy a hacer un cojín (para aprender) y un corsé (porque quién dijo que había un paso o dos entre “aprender a coser” y “lanzarse al ruedo en plan suicida”)

También quiero escribir, pero de eso no hay foto porque no queréis verme dándome cabezazos de frustración contra la mesa, y aprender a cocinar, y terminar los guantes del pulpo of doom, y limpiar la mesa de la terraza, y ey! HASTA ACTUALIZAR EL BLOG!

(Pero no, me he hecho el propósito firme de actualizar más el blog en general, incluso cuando no estoy intentando escaquearme de estudiar. Los blogs. Whatever.)

Me voy a por Pragmática v.v

*Estoy adiestrando a los gorriones del tejado y ya me llaman si no tienen el desayuno a las 9:40. Poco a poco.

anteriormente en “adhi la caza-resfriados”:

– Estoy de vuelta en las Españas (ADIÓS ALEMANIA, ADIÓS) y yo qué sé. Pues eso. Llevo un mes aquí y ya me han quitado LaSexta3, que era como la mejor cosa del mundo y el único canal del que me sabía el número :(

– Tengo exámenes en dos semanas. La primera vez que escribí esta frase puse “un mes” con toda la inocencia y empanada mental que me caracteriza. Luego miré el calendario y ahora que ya he dejado de llorar puedo deciros que JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA corramos un insuficiente velo. Entre mudanza, viaje, descanso y demás he tocado sólo diacronía, muy simbólicamente. Eso sí, ya se me ha perdido mi boli del amor, una vez más, y encima pensé que la primera semana de evaluaciones era la primera semana de junio, pero es la última de mayo. Y así, niños, es como nos hemos plantado a 2 semanas de la evaluación y yo en bragas.

– Mi hermana se ha mudado y estuvimos ayudándola con las labores propias de las mudanzas, incluyendo fragoneta, sudor, sangre y donuts. Sorprendentísimamente la susodicha todavía no ha dejado de hablarme. Las últimas veces que ayudé a alguien a mudarse/montar/acarrear mesas del IKEA esos alguienes tardaron como mucho dos semanas más en decidir que mreeeeh, después de todo llevaban meses (ME-SES) harticos de mí y era mejor dejar de hablarme. Al principio pensé prosaicamente que la gente tiene mucho morro y ni un pelo de tonta, con eso de esperar a después de que me rompa las uñas por ellos para darme la patada, pero no negaré que la expresión “maldición sueca” ha salido en varias conversaciones en los últimos días. Por si acaso estoy siendo super maja con mi hermana, porque ya me he comprado el vestido para su boda, me queda muy bien y si me desinvita no voy a tener para qué ponérmelo. Mi vestido, gente. El amor hecho dos tipos de tela de dos colores distintos en un estilo muy resultón. Os lo enseñaría desde todos los ángulos con extendido detalle si no fuera porque estoy guardando el secreto, que para algo soy la hermana de la novia y aspirante a segunda en el rango de guapura del día en cuestión.

– Vía mi hermana también me ha entrado de repente todo el interés por las cremas y el maquillaje que no me entró a los 12 (15? 10? A qué edad empieza a pintarse la gente? De acuerdo con reddit si no llevabas sombra de ojos de purpurina y labios rojo pasión a clase en 3º de EGB es que tus padres eran hippies anti-cosméticos, y habrá un día en que me fíe de reddit para cronometrar el ritmo natural de la vida del hombre, pero hoy no es ese día). Como de costumbre con todas mis aficiones la teoría la llevo muy bien y la práctica muy mal. Tampoco ayuda esto de que en la lotería genética me timasen malamente y tenga todas las faltas posibles, pero se hace lo que se puede. Ahora mismo estoy centrada en reconciliarme con mi piel, que después de tantos años de negligencia todavía se acerca con mucho recelo cuando la ofrezco un poco de hidratante, pero mientras tanto ya sé hacer ojos ahumados! Y tengo más de una brocha! Y las lavo y todo! EL OTRO DÍA ME DIBUJÉ PÓMULOS, ASÍ COMO OS LO CUENTO.

(holaquétal, estoy en instagram. sorpresa! para algunos! puede!)

Subí 20millones3 a Amazon, pero creo que con eso ya os he dado la chapa a todos MÁS QUE DE SOBRA.

character exposition interruptus y un trauma gordo

Cuando dije que las 50 restantes serían otro mes lo decía en serio.

51. Dentro de una semana me examino otra vez de Lingüística de primero. Me amarga la vida.

52. Estoy en tercero de Estudios Ingleses y hay gente en mi clase que no sabe qué quiere decir “mother tongue”.

53. La gente del punto 52 sí ha aprobado Lingüística de primero a la primera o a la segunda. Yo no. Es un pensamiento que sale a menudo a relucir en la lista de razones por las que creo que mi cerebro es defectuoso.

54. Si tuviera que elegir entre ver Sherlock (BBC) o tener que presentarme otra vez a Lingüística de primero es posible que incluso prefiriera ver Sherlock. Dependería de hasta qué punto existe la opción 3: pegarme un tiro. O la 4: retirarme a vivir en lo más profundo del bosque y morir de hipotermia, hambre, disentería y/o resfriado común.

55. Chomsky y Saussure son el Joker y el Dos Caras de mi Batman.

56. No se me ocurren 44 cosas más porque mi cerebro está lleno de Lingüística y del puto corazón de las tinieblas. No sé cuántas veces hemos estudiado ya esa novela y cada línea hace que quiera coger un avión a Londres sólo para poder tirarme al Támesis. Hasta cuándo, señor, hasta cuándo???

Lo más gracioso del tema es que nunca en mi vida me habían puesto nerviosa unos exámenes hasta que empecé la UNED. Cuando mi vida dependía de ellos, más que nada porque era lo único que se esperaba de mí, por ejemplo en el instituto, aparecía en clase con un bolígrafo y medio folio y preguntaba qué examen tocaba ese día. Ahora? Frentes de insomnio acompañados de fuertes corrientes alucinógenas y momentos sonambulistas. JP dice que hoy me he despertado y le he dicho muy seria que iba a mirar la hora. He mirado la hora en el móvil, he asentido y he vuelto a dormir. No tengo recuerdo ninguno de haber hecho nada de eso pero JP está acostumbrado a documentar mis estallidos de actividad nocturna, bless him, así que me lo creo.

Para desgracia de mi serenidad mental, JP no estaba ahí la semana pasada cuando gateé dos metros desde la cama hasta la mesa para coger con mucha decisión el cable del portátil y tirar hasta que cayó al suelo. Mentiría si dijera que chillé. No chillé. Mi terror era demasiado profundo para cosas banales y mundanas como chillar. Primero vino el despertar por el ruido, luego la lenta pero persistente idea de que ese ruido sólo podía haberlo hecho Jaqen estrellándose contra el suelo, y después diez minutos de oscuridad negándome a encender la luz y examinar daños mientras intentaba convencerme de que seguía dormida.

No quiero hablar de ello. Dejémoslo en que Fire me salvó la vida esa noche y Jaqen sigue funcionando, aunque físicamente nunca será el mismo y ahora vive al final de una larga (o tan larga como permiten 20 metros cuadrados) pista de obstáculos. Argh, obviamente todavía no había alcanzado la serenidad mental para hablar de esto porque ahora sólo quiero ir a casa y abrazarle y pedirle perdón.

Soy una mala madre. Jamás me dejéis al cuidado de nada que apreciéis.

PROOF

Lo capturo para la posteridad, porque llevo una semana entrando en mi expediente sin avisar a ver si siguen ahí:

valid

Así que la cosa anda tal que así:

creditos

la triste historia de una adhara que paga para que la timen

Una de tuiteos para la posteridad, por si algún día se me olvida lo enfadada que estoy con mi mierda de universidad (ja!)

de todo menos Chomsky

A un mes de los exámenes o en medio del NaNoWriMo o a dos semanas de Navidad, o en general en el peor momento posible de algo que requiera de tiempo y concentración, siempre me invade un ansia horrible por hacerlo todo (todo menos lo que tengo que hacer, se entiende) y arrastrar a otros conmigo. Estudio pensando en fanzines que jamás existirán, en novelas ilustradas o colecciones de relatos que van a escribir los duendecillos pero que quedarían monísimos en Issuu, en tiendas de Etsy vendiendo encargos que no me daría tiempo a terminar y en volver a escribir esos diarios tan bonitos por fuera y tan chungos por dentro, con cosas que me encontraba en el suelo grapadas de cualquier manera. Quiero llenar Moleskines de acuarelas, así que tengo que aprender a pintar, y retomar el malabarismo de contacto, y escribir todas las novelas que dejé a medias y todas las novelas que destruí cuando alguien las sacó a rastras a la luz. Son las seis semanas al año en las que mis argumentos y personajes me parecen atrayentes, porque están al otro lado de una montaña de apuntes sobre Cicerón y sus aportaciones a la retórica (o peor aún, la teoría de la traducción y sus no-aportaciones al Universo en general). Me planteo desempolvar el Photoshop, reinstalar en Freehand y recopilar los clips para todos los fanvids que tengo apuntados por ahí, y de paso terminarme el Dragon Age II, el Fable III y el Mirror’s Edge. Quiero escribiros cartas y aprender más técnicas de origami que las grullas de papel, dedicarle tiempo al scrapbooking, pulir mis yarn overs y los remates, poner orden en mi bolsa y buscar un proyecto para cada montón de lana. Gracias a Dios no tengo espacio porque si lo tuviera también querría una máquina de coser y aprender a ídem, igual que ya me están atacando las ganas de comprarme un bastidor para bordar murales tamaño salón de señor feudal. Actualizo con cualquier chorrada mi perfil de LinkedIn, posteo sin tener nada que decir y gimoteo porque debería corregir Acquaforte pero tengo que estudiar, y de todos modos tampoco soporto corregir. Es como si alguien te cogiera de los pelos de la nuca y te hiciera jugar a atrapar la manzana con los dientes en un lavabo lleno de zumo de limón. Os acordáis de cuando escribía fanfics tamaño novela? Yo sí, mucho. Era fácil. Era divertido. En realidad era vergonzoso de malo, ni fácil ni divertido, pero el tiempo y la obligación de hincar los codos han ido limando esas asperezas y ahora lo veo todo idealizado y envuelto de algodón de azúcar, una bola de angst para asesinar diabéticos.

Hacedme callar, mandadme a la mesa con mis apuntes y no me déis de comer después de la medianoche, por favor.

marzo ventoso y abril lluvioso han parido un mayo asqueroso. chimpún.

Sueño. Ya no sólo por el pajarito raver de la entrada anterior, sino sueño nivel inframundo, sueño de que suene el despertador y preguntarse qué es ese ruido infernal, y que te tengan que decir “…es tu despertador, apágalo” porque estás demasiado desorientada para caer en que eh, sí, es hora de levantarse y lavarse los dientes. Sueño de lavarse los dientes y no caer en que tu cepillo es eléctrico hasta que te preguntan por qué no lo enciendes. Sueño de preparar la comida y olvidar que si hierve no deberías metértelo en la boca.

Tengo tanto sueño que a la hora de acostarme no puedo dormir de la emoción de pensar que tengo mucho sueño y quiero dormir, y cuando por fin concilio el sueño veo cosas moviéndose en las paredes. Estamos todos un poco así. Le acabo de preguntar a mi compañero qué código de referencia tiene el proyecto que tenemos entre manos ahora mismo y su respuesta ha sido una descripción detallada del argumento del juego. Después de un segundo de silencio he dicho “…OK” y hemos seguido a lo nuestro, zombis y perdidos. Todo muy feo y pucha, si el jueves no fuera fiesta aquí habría que inventarla, porque yo necesito un día libre. Pero día libre para qué? Quería hacer muchas cosas este Mayo.

1. Cosas que quería hacer este Mayo:
Participar en el Mad May
Terminar la mantita para Evan
Retomar el chal para Gin
Hacer el StoryADay
Ponerme al día con Gran Hotel (the morriña is strong in this one)
Adelgazar para el bodorrio del año
Ir a varios médicos (bueno, igual no querer-querer, pero es necesario
Leer en el balcón
Completar los posts de la semana lanera
Aprender un par de nuevas técnicas papeleras

2. Cosas que no quería hacer este Mayo:
Horas extra
Horas extra en el equipo de *cosa que no puedo deciros*
Dormir como el culo noche sí noche también
Pasarme las horas que no estoy trabajando estudiando cinco temarios tamaño “asignatura anual encajonada como cuatrimestral”
Picotear constantemente mientras estudio

3. Cosas que estoy haciendo este Mayo:
Ver punto 2

Pereza mortal y otros cuentos

Estoy practicamente de exámenes. Qué quiere decir eso? Que tengo ganas de hacer de todo, pero no puedo porque tengo que estudiar. Cosas que he querido hacer últimamente (pero que curiosamente no hice en Navidades, cuando ni estudié ni hice cosas ni nada de nada):

– Actualizar más el blog. Je.
– Escribir. Me faltan, literalmente, cuatro o cinco capítulos para acabar Acquaforte. Cuatro o cinco capítulos muy intensos y jodidos para lo perra que me estoy volviendo, pero que aún así me apetecen más que seguir descifrando las frases a medias de mi libro de lingüísticaaAAAAAARGH. Pero no sólo Acquaforte, quiero escribir historias cortas, quiero escribir fanfiction, quiero usar el Diario Más Guay Del Mundo que me regaló una de las personas más guays del mundo.
– Para qué negarlo, que me claven un tenedor de trinchar pavos en el pie mientras me ponen videoclips de Leticia Sabater en bucle me apetece más que seguir estudiando lingüísticaaAAAAAARGH. Es una batalla perdida, la mía con esta mierda.
– Ganchillo/Punto/Patchwork/Pordiossihastafantaseoconunamáquinadecoser. Ayer precisamente me llegó la seda para la mantilla de mi tía M y se me va entre los dedos como agua y ghghghghghghgh lujuria lanil 100% sedil. Os he contado que mi tía M se casa, verdad? No? Bueno, pues en episodios anteriores de la vida de la gente guay:

La familia F-S es una familia normal que siempre ha pasado las Nocheviejas como tantas otras familias normales, hasta que en una sobremesa post-uvas el novio de M decide liderar un asalto al ranking de momentos recordables (hasta entonces liderado por los huevos con bechamel y las discusiones sobre el origen caribeño de los langostinos) vía la táctica de anillo-y-rodilla-al-suelo. Ahora, la familia F-S es una familia normal perdiendo los nervios a un ritmo muy poco normal que debe llegar a Mayo con la pamela puesta (licencia poética, vamos todos muy de sport)

Estamos muy emocionados porque bodorrio! En lo profundo del campo (no, en serio, es en Picos de Europa)! La benjamina de la casa! Pero yo por mi parte ademásJAJAJAJAJAJAA LA MANTILLA DE BODA DIOS MIO NO SOY DIGNA. Me debato cual fraggle epiléptico entre estar muy emocionada por tamaña responsabilidad y querer fugarme debajo de una piedra cuca en Alaska por Tamaña Responsabilidad. De momento estoy intentando encontrar un par de horas para ovillar la ghghghghghghhgghghghgh seda pero me parece que hasta después de exámenes no va a poder ser. Mientras tanto id mandándome links a sitios que vendan mantillas, por si mis dedos de salchicha paralítica le ganan la batalla a mis ganas de estar a la altura.

– Pasarme las horas muertas jugando al Crusader Kings 2 y viendo hasta qué punto puedo complicar mi árbol genealógico liándome con la amante de mi padre y esposa de mi hermano, madre de mi hijo, sobrino y hermanastro. Muy Hotshot, Louisiana todo.
– Leerme la mitad de los libros que mencionan en mi clase de literatura inglesa. Prenderle fuego a la otra mitad.
– Verme todos los capítulos de Top Chef del mundo. JP y yo somos muy cocinillas y primero nos picamos con Kitchen Nightmares (la versión británica, que todavía hay clases), luego con Hell’s Kitchen (hasta el advenimiento de Sabrina, y ahí ya se me pasaron las ganas) y ahora estamos muy contentos con las cantidades menores de drama y mayores de gente haciendo cosas ricas :9
– Ver Gran Reserva. Y en Navidades me enganché a Isabel. E igual me reveo Pasión de Gavilanes y Cuando seas mía cuando termine la evaluación.

Yo, mientras escribía eso.

Me encuentro un poco disociada de mí misma últimamente. Dadme mimos y no me juzgueis, que me basto sola.