Algunas de las estrellas que nos guían son las mismas…



Tal y como Ald y yo sabíamos hace mucho tiempo, Snape es Capricornio. Su segunda opción (la de Ald), era Sagitario. Yo no tenía ninguna opción, porque Snape tenía que ser Capricornio.

Patrocinado por “Revelaciones Rowling”, efectivamente, hoy es su cumpleaños. Felicidades!

* entrega a Snape un “Vale por una sesión de esposas y correas en la mazmorra +18”

(Sí, bueno, normalmente no necesita vale, pero es por la parafernalia del cumpleaños y esas cosas xP)

Curiosamente hoy me decidí a publicar Ephemeral, o al menos la primera mitad, en ff.net. Lo comento por si acaso, Cos en su papel de manager oficial me ha insistido, pero no os lo toméis como una obligación. Quiero decir, no me gusta postear estas cosas porque siempre me siento como si estuviera diciendo “He escrito esto, está aquí, y ya que estáis leyendo mi blog/livejournal/whatever más os vale leerlo también”. Argh >.<

Pues eso, el primer capítulo está aquí. Y aunque estéis leyendo esto, no es necesario que lo leáis también si no queréis, en serio >___<

En otro orden de cosas estoy aprendiendo a usar las pinturas acrílicas que me trajeron los Reyes Majos, y deseando empezar las clases para tener la mente ocupada. Ahum.


Queridos Reyes Magos:

Necesito un giratiempos.

Por favor.


I wanna leave but I stay in my seat…

…o algo parecido a una explicación sobre por qué estoy siendo una zorra ultimamente.

El 2005 para mí ha empezado con una cuenta atrás. Y no precisamente hacia algo bueno. Por eso rechino los dientes cuando alguien viene y me dice “Feliz 2005”. Os juro que sé perfectamente que no debería afrontarlo así, lo sé, pero es lo que hay. Pasar de año no significa nada, no me he levantado pensando “Es un nuevo año y va a cambiarlo todo”.

No cumplí ninguna de mis resoluciones del año pasado y no sé si merece la pena hacerlas este. Y juro no volver a postear hasta que tenga algo interesante que decir. Lo siento.

What about me? I love you so much… And I tried to make you go away… I killed you and it didn’t help And I hate it! I hate that it’s so hard… and that you can hurt me so much. I know everything that you did, because you did it to me. Oh, God! I wish that I wished you dead. I don’t. I can’t.